Las mejores plantas para cada época del año

En este artículo podrás conocer y descubrir las plantas más adecuadas para plantar en cada estación.

Existen muchos amantes de las plantas, del olor que desprenden, la vivacidad de sus colores, la frescura que transmiten y su afectación al estado del ánimo. Es cierto, que en nuestro entorno podemos encontrar una gran variedad de plantas de distintas tipologías, características y formas, las cuales requieren cuidados totalmente distintos, y es por este motivo, por el que resulta imprescindible conocer las características, necesidades y/o cuidados de cada una de ellas pues, ya que la siembra, no es una tarea fácil siempre.

Infografía que resume las 4 estaciones del año y las plantas más recomendables para cultivar en dichas épocas.
Infografía de las mejores plantas para cada época del año. Fuente: Elaboración propia.

Las distintas estaciones del año son uno de los principales factores en el cuidado de las plantas debido a que estas, se caracterizan por climas muy diferenciados entre ellos afectando de una manera u otra sobre ellas. A continuación realizaremos un análisis de las diferentes épocas del año y cuales son las plantas más adecuadas para plantar en cada una de ellas. 

Hay determinados tipos de plantas que deben plantarse en una estación concreta, pero también vamos a encontrar algunos ejemplares que se pueden cultivar en distintas estaciones e incluso, durante todo el año.

Plantas de primavera

Imagen en primer plano de un jazmín.
Jazmín. Fuente: Freepik

Esta estación del año la comprenden los meses entre marzo y junio. En esta predomina un clima templado. Además, mayo es conocido como el mes de las flores, de modo que este es el período más adecuado para cultivar plantas y conseguir tener un jardín lleno de flores, ya que es cuando los árboles desnudos y descoloridos vuelven a cubrirse de hojas verdes y las plantas florecen, llenando el ambiente de alegría, luz y color.

Por otro lado, los días empiezan a ser más largos y luminosos, hecho que favorece el crecimiento de las plantas, y aunque las temperaturas aumenten progresivamente respecto al otoño, en esta estación son frecuentes las precipitaciones y muy comunes las masas de aire frío, de modo que es habitual encontrarse con cambios constantes de temperatura.

Una vez comentadas las características de dicha estación, podemos afirmar que las mejores plantas para plantar en este momento son por un lado, los arbustos con flores amarillas, en segundo lugar, las plantas aromáticas, por otro lado, las plantas herbáceas rastretas, y por último, las plantas soleadas con flores elásticas.  

De todas las plantas existentes, las que más destacan por un lado son las azaleas, ya que estas necesitan cultivarse en una zona fresca, húmeda y con luz natural, aunque esta no debe incidir directamente sobre ellas. Por otro lado, también encontramos que el jazmín es una buena opción, ya que esta planta empieza a florecer en mayo, y es que uno de sus cuidados más básicos es la exposición al sol o en semisombra, ya que es una planta de origen cálido. Otro importante ejemplar es la caléndula, la cual se caracteriza por sus propiedades medicinales y antisépticas, además, esta se reproduce con mayor facilidad si se planta en primavera.

Por último, otro ejemplar destacable de esta estación es la petunia, y es que este tipo de planta no soporta el frío del invierno, de modo que la mejor opción es plantar sus semillas cuando las bajas temperaturas ya hayan pasado.

Plantas de verano

Imagen en primer plano de una la flor canna.
Canna. Fuente: Freepik

Esta estación comprende aquellos meses que se encuentran entre junio y septiembre. Se caracteriza por una mayor intensidad del calor junto a las elevadas temperaturas, siendo la más cálida del año. En esta época las lluvias son muy escasas, y este es el factor causante de sequías. Aun así, durante el periodo de verano, podemos encontrarnos con tormentas de verano sobre todo en regiones húmedas del planeta. Además, en esta época los días son más largos, por lo que hay más horas lumínicas a diferencia de otras estaciones.

El Sol es el factor condicionante en esta época del año, por su alta presencia e intensidad. Por ello, las plantas más comunes en dicha época deben ser aquellas que aprecian los rayos del Sol. Son recomendables las plantas de mucho colorido, las flores blancas, de rama y color violeta, así como, arbustos medianos con flores. 

Las plantas más comunes a plantar en verano son, por un lado los geranios, los cuales son plantas muy resistentes al calor y con poca necesidad de agua. Acostumbran a plantarse a principios de verano pues, toleran muy bien las elevadas temperaturas propias de esta estación. Por otro lado, encontramos las cannas que se caracterizan por ser amantes del sol y por su espectáculo antes de abrir sus flores. Este tipo se debe plantar en verano pues, florecen a mediados de esta época hasta el otoño.

Por último, cabe mencionar que el verano es una estación vinculada con la cosecha, de modo que es muy común el cultivo de hortalizas (lechuga, brócoli, zanahoria…) frutas (fresa, sandía…) y plantas aromáticas (hierbabuena, manzanilla, menta poleo…).

Plantas de otoño

Fotografía de varias caléndulas.
Caléndula. Fuente: Freepik

Otoño es una estación caracterizada por los cambios, después de vivir los meses más calurosos del año llega el frío y por lo tanto, toca cambiar nuestro entorno. Esta estación la comprenden los meses de septiembre, octubre y noviembre. Es una de las temporadas favoritas de muchos, la mayoría de las plantas cambian su color debido a que sus hojas caen o se modifican, por ello, es un buen momento para plantar y trasplantar después de la temporada más calurosa. 

Es importante que tanto en esta estación, como en invierno, se opte por plantas de temporada que aguanten el frío, las heladas y el viento. Estas suelen tener unos colores muy llamativos y una buena opción para plantar en octubre son los bulbos, es importante aprovechar estos meses de frío para que en primavera, la planta florezca en su máximo esplendor. Estas son unas flores muy fáciles de cultivar ya que no necesitan ningún cuidado especial porque almacenan tejido y nutrientes que utilizan en el momento de brotar. Los bulbos más coloridos y llamativos que se pueden plantar durante esta estación son los jacintos (hyacinthus), nazarenos, la campanilla de invierno y la corona imperial (fritillaria imperalis).

Por otro lado, también es buena opción cultivar flores para el jardín o balcón, resistentes al frío. La Caléndula es una planta muy resistente, que necesita sol y solicita unos cuidados mínimos, tiene propiedades medicinales y su flor es de un color muy llamativo. Por otro lado, el Crisantemo comprende una variedad muy extensa de colores y se encuentra normalmente en los cementerios. Otras son la Viola, o la Col de jardín.

Plantas de invierno

Fotografía en primer plano de una viola o pensamiento.
Viola o pensamiento. Fuente: Freepik

El invierno es aquella estación que sigue al otoño. Se caracteriza por tener los días más cortos y las noches más largas, además de que las temperaturas bajan considerablemente debido a que nos vamos alejando de la línea ecuatorial. Es la estación más corta del año y en la cual, las precipitaciones caen en forma de nieve. Es una época de baja actividad tanto para animales como para las plantas. Por esta razón, es aconsejable sembrar aquellas plantas que se adapten a las bajas temperaturas y que sean resistentes a los efectos climáticos. En otras palabras, deben ser resistentes al frío y a grandes heladas. También se aconseja que las flores sean de diferentes colores para equilibrar y aportar color a los blancos paisajes.

Entre las plantas más aconsejables para cultivar en esta época, nos encontramos con la boca de dragón, una planta de nombre curioso, la cual, se caracteriza por florecer en invierno en exterior y soportar las heladas y las temperaturas excesivamente bajas. Se planta en suelo o en maceta grande debido a que puede llegar a medir 2 metros de altura. Ofrece una gran variedad de colores y además, es comestible. Otra planta recomendada para el invierno, son los pensamientos o violas. Estas flores son de las más populares de la época gracias a su gran variedad de colores, teniendo incluso variedades tricolores. Se pueden plantar tanto en tierra como en maceta. Aunque pierdan alguna flor durante el invierno, aguantan muy bien el frío y no dejan de florecer durante toda la temporada. Es adecuado ubicarla en zona de luz directa o semisombra y su riego es poco, ya que, se debe regar cada 3 o 4 días. 

Una de las plantas por excelencia del invierno es el ciclamen. Al igual que las anteriores, esta planta se caracteriza por aguantar el frío y las heladas. Existen muchas variedades con una gama cromática amplia. Es común plantarla en invierno, ya que, su floración es muy abundante, además de que desprende un agradable aroma. También, es conocida por su uso medicinal. Se aconseja ubicar en un lugar fresco y luminoso y mantenerla húmeda pero sin encharcar el sustrato, ya que, podría pudrirse.

Por último, nos encontramos con los rosales. Son arbustos que florecen en primavera, pero son adecuados para sembrar en invierno. Esto se debe a que el frío, no solo ayuda a matar las plagas invernantes, sino que, induce el reposo de la planta para formar las yemas y que la floración sea de calidad. En otras palabras, si se siembra correctamente en invierno, su floración en primavera será óptima. Es una planta que ofrece variedad de colores, formas y tamaños, ya que, podemos encontrar rosales pequeños hasta rosales trepadores. Es aconsejable plantarlo en un lugar abierto y soleado. Finalmente, otras plantas que podemos sembrar en invierno son la prímula obcónica, las azaleas, la violeta de los alpes o el laurel salvaje.

El invierno es aquella estación que sigue al otoño. Se caracteriza por tener los días más cortos y las noches más largas, además de que las temperaturas bajan considerablemente debido a que nos vamos alejando de la línea ecuatorial. Es la estación más corta del año y en la cual, las precipitaciones caen en forma de nieve. Es una época de baja actividad tanto para animales como para las plantas. Por esta razón, es aconsejable sembrar aquellas plantas que se adapten a las bajas temperaturas y que sean resistentes a los efectos climáticos. En otras palabras, deben ser resistentes al frío y a grandes heladas. También se aconseja que las flores sean de diferentes colores para equilibrar y aportar color a los blancos paisajes. Entre las plantas más aconsejables para cultivar en esta época, nos encontramos con la boca de dragón, una planta de nombre curioso, la cual, se caracteriza por florecer en invierno en exterior y soportar las heladas y las temperaturas excesivamente bajas. Se planta en suelo o en maceta grande debido a que puede llegar a medir 2 metros de altura. Ofrece una gran variedad de colores y además, es comestible. Otra planta recomendada para el invierno, son los pensamientos o violas. Estas flores son de las más populares de la época gracias a su gran variedad de colores, teniendo incluso variedades tricolores. Se pueden plantar tanto en tierra como en maceta. Aunque pierdan alguna flor durante el invierno, aguantan muy bien el frío y no dejan de florecer durante toda la temporada. Es adecuado ubicarla en zona de luz directa o semisombra y su riego es poco, ya que, se debe regar cada 3 o 4 días. Una de las plantas por excelencia del invierno es el ciclamen. Al igual que las anteriores, esta planta se caracteriza por aguantar el frío y las heladas. Existen muchas variedades con una gama cromática amplia. Es común plantarla en invierno, ya que, su floración es muy abundante, además de que desprende un agradable aroma. También, es conocida por su uso medicinal. Se aconseja ubicar en un lugar fresco y luminoso y mantenerla húmeda pero sin encharcar el sustrato, ya que, podría pudrirse.Por último, nos encontramos con los rosales. Son arbustos que florecen en primavera, pero son adecuados para sembrar en invierno. Esto se debe a que el frío, no solo ayuda a matar las plagas invernantes, sino que, induce el reposo de la planta para formar las yemas y que la floración sea de calidad. En otras palabras, si se siembra correctamente en invierno, su floración en primavera será óptima. Es una planta que ofrece variedad de colores, formas y tamaños, ya que, podemos encontrar rosales pequeños hasta rosales trepadores. Es aconsejable plantarlo en un lugar abierto y soleado. Finalmente, otras plantas que podemos sembrar en invierno son la prímula obcónica, las azaleas, la violeta de los alpes o el laurel salvaje.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Relacionadas

¿Qué podemos hacer por ti?

Construimos y cuidamos de tu jardín